La ONU reprende a China por usar la pandemia para aumentar la represión

Alim Can Turdi, miembro de la minoría étnica china uigur, reclama en Turquía por el paradero de su familia en China.

La alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su preocupación porque “las libertades cívicas en China siguen restringidas en nombre de la seguridad nacional y las medidas antipandemia”.

Por DW español

En su informe sobre la situación de las libertades fundamentales en el planeta ante el Consejo de Derechos Humanos, Bachelet subrayó que en China “activistas, abogados y activistas, entre ellos algunos ciudadanos extranjeros, afrontan cargos criminales arbitrarios, detenciones y juicios injustos”.

La alta comisionada aludió especialmente a la situación en Hong Kong, donde según destacó más de 600 personas han sido investigadas por participar en diferentes protestas, algunas de ellas en aplicación de la polémica Ley de Seguridad Nacional aprobada el pasado año por el Gobierno chino.

Bachelet pide a China “evaluación de la situación”

También pidió a China una evaluación completa de la situación de los derechos humanos en la región autónoma de Xinjiang (noroeste), donde se ha denunciado que más de un millón de personas de etnias musulmanas como la uigur han sido recluidas en los últimos años en presuntos centros de reeducación.

La expresidenta chilena planteó la posibilidad de realizar un viaje oficial a China para evaluar la situación en ese país, y en ese sentido expresó su confianza en que a través de negociaciones con el Gobierno chino se acuerden las condiciones para esa visita.

Ataques contra la prensa en la India y Birmania

De otros países asiáticos, Bachelet denunció intentos en India de reducir la libertad de expresión, por ejemplo con acusaciones de sedición contra periodistas y activistas por informar de las recientes protestas campesinas.

También mostró su preocupación por la “alarmante situación” en Birmania, (Myanmar), donde el ejército dio un golpe de Estado a principios de este mes, y la persecución de activistas, periodistas y defensores de derechos humanos en otros países de la zona como Camboya, Indonesia, Tailandia o Vietnam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *