Bolsonaro diluye con vetos ley que obliga a usar máscara en Brasil

El líder ultraderechista eliminó cláusulas que obligaban a entregar barbijos a los más pobres y las que exigían mascarillas en lugares cerrados, como templos y escuelas.

Por DW en español

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sancionó este viernes (03.07.2020) una ley sobre el uso de mascarillas en lugares públicos para enfrentar la pandemia del coronavirus, pero la diluyó sustancialmente al vetar los artículos que exigían su uso obligatorio en comercios, templos religiosos y escuelas.

Asimismo, vetó cláusulas que obligaban a los poderes públicos a distribuir máscaras a la población más vulnerable y a las empresas a suministrar dicho material a sus trabajadores de forma gratuita.

El mandatario, que niega la gravedad de una pandemia que ha dejado casi 1,5 millones de contagios y casi 62.000 muertes en su país, argumentó que en el uso de barbijos en lugares privados incurría “en una posible violación de domicilio” contraria a la Constitución, según el texto publicado en el Diario Oficial. Sin embargo, la Cámara de Diputados informó que ese fragmento se refería a espacios públicos y privados “accesibles al público” y no a los domicilios particulares.

Los vetos de Bolsonaro, que aún tendrán que ser analizados por el Congreso, no anulan, sin embargo, las legislaciones aprobadas en algunos estados y municipios en los que ya es obligatorio el uso de mascarillas en espacios públicos, bajo pena de multa en algunos casos, como Brasilia y Sao Paulo. El Parlamento podría revertir las decisiones adoptadas por el presidente.

Nadie te va a multar en casa

En su habitual transmisión por redes sociales, Bolsonaro criticó el proyecto porque, a su juicio, existía la posibilidad de ser multado por estar en casa sin máscara. “Hoy firmé varios vetos a un proyecto de ley que hablaba sobre el uso obligatorio de máscaras, incluso dentro de casa. Nadie va a entrar en tu casa para multarte”, dijo el líder ultraderechista, aunque en el texto no había ninguna mención a esa posibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *